[Empresa Digital]

Ads Top

Recomendaciones de Homo-Empresarius

4 señales que te indican que tu negocio ya no necesita tu presencia permanente

Emprendedores


Si eres un emprendedor seguramente una de las razones por las cuales decidiste abrir un negocio propio en vez de seguir siendo empleado, fue porque querías libertad. Más tarde te darías cuenta de que un dueño de negocio está más atado a este que cualquier empleado a la organización que lo contrata. Así que ahora tienes muchísimas más responsabilidades porque cuidas a tu negocio como si fuera un niño pequeño que requiere atención constante.

Esto es admirable totalmente; es muy necesario cuando un negocio está en sus comienzos que los dueños estén involucrados profundamente en los procesos para que puedan hacer los cambios que sean necesarios oportunamente, pero este debería ser un proceso temporal. Si tú todavía no tienes tu empresa, pero estás evaluando todo lo que necesitas para comenzar, mira cómo crear una empresa desde cero.

Ahora, si ya llevas un tiempo con tu negocio, pero aún no te atreves a desprenderte poco a poco de él para disfrutar de la libertad que te da ser tu propio jefe es momento de que evalúes esa situación.

  • Ten presente que ser el responsable de tu propio negocio no solamente te da deberes, sino también ciertas concesiones que debes saber aprovechar.

  • El trabajo en equipo es mucho mejor que el trabajo individual. No solamente por las ventajas físicas, sino también las intelectuales de tener el apoyo de otras personas que aporten ideas.

  • Una de las características más importantes de un líder es que sabe delegar responsabilidades. Esto no se hace a lo loco o al azar. Sino que se hace dándole la importancia que requiere, fijándose bien en otorgar cada una de las tareas a las personas más idóneas. Delegar no significa deshacerse de las responsabilidades, sino ponerlas en manos de personas adecuadas para ello, para que tú puedas tener tiempo de encargarte de cosas que definitivamente más nadie puede hacer por ti.

  • Cuando no delegas puedes tener graves consecuencias tanto en tu negocio como en tu vida personal porque tienes cada vez más responsabilidades para hacer en el mismo tiempo, lo que te resta calidad y productividad porque tienes muchas cosas que hacer y a ninguna te da tiempo de dedicarle la concentración que requiere.


Muchos empresarios son capaces de dejar sus negocios para irse de vacaciones o ir a atender nuevos negocios que requieran de su presencia porque están comenzando, pero hay otros dueños que son los primeros que llegan a sus negocios y los últimos que se van, llevando años en esto ¿Por qué? ¿Cuándo fue la última vez que te tomaste una semana libre de trabajo porque sabías que tu negocio iba a estar bien sin ti?

Si todavía no lo haces, sigue leyendo porque a continuación descubrirás cuáles son esas señales que demuestran que tu negocio está listo para estar sin ti, por lo menos algunas horas al día o un par de días a la semana:

1.- Tienes un equipo de trabajo bien cohesionado: Trabajar en equipo es sumamente necesario para poder ausentarte de tu negocio. Si no cuentas con un equipo sólido no podrás hacerlo. Si aun no has hecho un equipo con el que sientas la confianza necesaria, empieza a armarlo tomando en cuenta los valores y conocimientos que son necesarios para tu negocio, pero también esas virtudes que se complementarán con las de los demás miembros del equipo.

2.- Todos saben sus funciones: cuando cada uno de los miembros de equipo sabe cuáles son sus responsabilidades y las lleva a cabo sin que nadie esté detrás de ellos recordándoselas, significa que ya puedes ir soltando poco a poco ese horario que te tiene esclavizado a tu negocio casi 24/7.

Para que esto pueda darte es necesario que inviertas tiempo y recursos en la formación de las personas que se van adicionando al equipo. Esto con el fin de que tengan una preparación sólida, se sientan seguros al momento de que les toque asumir sus responsabilidades y las lleven a cabo sin titubear.

3.- Existen procedimientos establecidos: si en tu negocio hay un know how de cómo realizar las actividades además de que los procesos sobre los cuales trabajan están bien establecidos y son conocidos por todos los miembros de la organización, tu presencia no tiene por qué ser obligatoria.

Esto, siempre y cuando tengan un lugar dónde acudir para disipar dudas (puede ser un manual) u otra persona encargada del liderazgo mientras tu debas ausentarte para que ponga orden y sea responsable de que todo siga marchando como debería.

Los procesos preestablecidos favorecen la disciplina y dan una sensación de seguridad, ya que no es necesario inventar nada, solo -en caso de olvidar algo- hay que volver a la fuente de información para refrescarla un poco.

4.- Tienen criterio propio: otro aspecto muy importante es que los miembros de tu equipo necesitan ser personas con criterio propio, al menos uno de ellos. Por si alguno de los procesos falla, estos puedan resolver sin que su primera opción sea llamarte a ti para que lo hagas por ellos. Si al menos una o dos de las personas de tu equipo tienen esta cualidad, ya puedes desprenderte poco a poco y empezar a disfrutar de la libertad que te da una buena gestión de equipos.

Si al evaluar los puntos anteriores te das cuenta de que aun no es un buen momento para ausentarte de tu negocio ya que este podría venirse abajo si lo haces, sigue estos pasos de Gananci para convertirte en un buen líder, los cuales te ayudarán a inyectarle esa seguridad que necesita tu equipo para funcionar bien en todo momento, estés presente en persona o no.

4 señales que te indican que tu negocio ya no necesita tu presencia permanente 4 señales que te indican que tu negocio ya no necesita tu presencia permanente Reviewed by Franco Utrera on 10:14:00 Rating: 5
Publicar un comentario